Opiniones

Por Acento Literario han pasado más de cien alumnos.  Muchos de ellos han repetido y confiado en nuestros servicios. Quién mejor que ellas y ellos para contar sus experiencias en los cursos, talleres y servicios a escritores.

**

Ginés J. Vera me dio clases de escritura creativa durante un curso escolar. En todo ese tiempo procuró adaptarse a mis inquietudes, adecuó su metodología a aquello que le pedía y lo hizo sin objeciones, con una cintura infinita. De sus clases destacaría el sentido del humor. Ginés se sirve de la formación para desarrollar su faceta cómica, y lo realmente interesante es que ese humor culto e ingenioso es una vía magnífica para formar en el arte de la escritura. Al fin y al cabo, para eso le pagaba.

Claudio Moreno (talleres Alas Espacio Creativo. Valencia)

Ginés, no es un profesor cualquiera al uso, él tiene la capacidad metamórfica de ser tu maestro utilizando el más puro sentido literario, y a la vez, adoptar la posición de ese compañero que te ayuda a hacer los deberes contándote los chistes de Chiquito. Sus clases no se olvidan, están presentes en cada línea que escribes, porque su esencia la rememoras cada vez que te enfrentas a un folio en blanco. Tan sólo con dejarte llevar por sus consejos o propuestas, consigues plasmar lo mejor de ti en esa hoja de papel, que más tarde será disfrutada por esos lectores ansiosos de aprender, al igual que yo, de las experiencias de la vida.

Mª Ángeles López (talleres Alas Espacio Creativo. Valencia).

Mi más sincera enhorabuena. Orgulloso de haber asistido a estos talleres tan útiles como imprescindibles. ¡Mucho éxito!!!

R. A. Raga. (taller márquetin literario. Wayco Valencia).

Andaba buscando y te encontré. Un cartel, una librería, una mesa, unos compañeros con inquietudes literarias. Caía la tarde y la oscuridad nos despedía, tus palabras, consejos, sugerencias y correcciones, me han ayudado a encontrar el camino de la armonía de las palabras, tan necesaria siempre y más en nuestros días, donde la comunicación y la expresión para encantar niños y ancianos es tan necesaria. Te encontré Ginés y no quiero perderte. Gracias maestro.

Vicenç-Alexandre Ibáñez Solaz. (Taller Escritura. Somnis en paper).

 “Andaba por la calle cabizbajo cuando me encontré, o más bien me encontró, un pequeño papel anunciando el inicio de un taller de micro relatos. «¡Pardiez! -pensé-, con lo que me cuesta escribir esto de “micro” parece hecho para mí». Debo confesar que pequé de desconfiado. ¿Cómo contar una historia en tan solo una línea? «Esto tiene que ser invención de un escritor vago».

Al cruzar el umbral de la librería de los sueños, preparado para descubrir al perezoso profesor y su taller de “si es breve, dos veces bueno y más tiempo para una siesta”, todas mis dudas quedaron humilladas. Descubrí no sólo a un artista y, por mi parte, amigo superviviente sino todo un mundo, donde la brevedad no era sinónimo de facilidad, donde el maestro nos llenó con su amor por la literatura, descubriéndonos todo un mundo creativo, original, con dificultades pero con grandes gratificaciones. Un taller donde su sentido del humor guiaba nuestros lápices acompañado de sus entrañables lecciones, conocimientos y momentos teatrales cúlmenes…”

Benjamín Belmonte. (Taller Escritura. Somnis en paper).

Las correcciones que propusiste están contempladas en su totalidad de la misma forma que el estilo del cuento ha quedado adaptado siguiendo tus orientaciones. Tu labor ha sido extraordinaria. Creo que puedes considerarte coautor con todo merecimiento. Romina Avanzini como ilustradora y yo mismo como autor, agradecemos y apreciamos enormemente tu colaboración.

José Argimiro Cordobés Pérez. Coautor de  “La  hormiga Serafina” (LiberLibro, 2017)

«Quiero ser escritora», decía constantemente. Mi primer impulso externo fue el de alguien que me contestó: «Entonces, escribe». Tan simple como eso. Tras reflexionarlo desde un punto de vista diferente, cambié las palabras. «Voy a ser escritora», empecé a decir. Mi segundo impulso fue Ginés J. Vera. Asistí a uno de sus talleres de escritura creativa y… ¿sabéis qué ocurrió? Me convertí en aquello que quería ser. Su técnica, su enfoque, sus conocimientos y sobre cualquier cosa, su forma de impartir las clases, me ayudaron no sólo a alcanzar mis metas, sino lo más importante: a saber luchar por ellas.

Liss Evermore. (Taller de microrrelatos de terror. Biblioteca Pública de Valencia).

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestBuffer this pageEmail this to someone