Informes de lectura

Tradicionalmente los informes de lectura eran documentos más o menos extensos que el autor recibía de la editorial. En ellos se le indicaba lo bueno y, muy a menudo, lo mejorable de su obra con la consiguiente calificación de si iba o no a ser publicada su obra.

En la actualidad, lo aconsejable es que antes de mandar un manuscrito a una editorial, o a una agencia literaria, o a un certamen literario, el autor tenga una valoración real y objetiva de su obra.

¿Qué analizamos y exponemos en Acento Literario en los informes de lectura?

  • Se analiza la obra en su conjunto y atendiendo a los elementos constitutivos según el tipo de obra.
  • Se interpreta el contenido y los objetivos del autor para con aquella, pues es importante que el autor deje claros su estilo y rasgos artísticos.
  • Se describen o exponen las premisas y sugerencias razonadas a fin de que el autor las tome en consideración desde el punto de vista de la crítica constructiva.
  • Se pone en valor los aspectos positivos frente a los mejorables de la obra.
  • La valoración se cumplimenta con un análisis de la viabilidad respecto al objetivo final de la obra, por ejemplo, su interés comercial tras su publicación.

Los elementos que componen el informe de lectura de Acento Literaario son:

  • Datos preliminares.
  • Sinopsis.
  • Lenguaje, estructura argumental y trama.
  • Narrador, personajes, espacio y tiempos narrativos.
  • Inicio, final, tono y ritmo de lectura.
  • Calidad narrativa: verosimilitud, coherencia, ortotipografía y estilo.
  • Puntos fuertes y débiles.
  • Análisis final.
  • Interés comercial y literario.
Share this...
Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestBuffer this pageEmail this to someone